La salud de nuestro cuerpo,
reflejo de la mente y nuestro interior.
Las Biofrecuencias: una técnica con gran historia y trascendencia.

Las biofrecuencias, la bioresonancia, la medicina informacional y cuántica han sido catalogadas como la medicina del futuro y creemos que así es, ya que forman parte de la medicina moderna, donde se ve al individuo desde una visión integrativa.

 

La tecnología de equipos generadores de biofrecuencias cambian el paradigma del tratamiento médico conocido, permitiendo que el profesional de la salud y al usuario incrementen la capacidad de restablecer el estado homeostático del organismo.

 

Las biofrecuencias son una técnica no tóxica y no invasiva; aplicada correctamente, puede complementar cualquier otra modalidad médica. Las frecuencias pueden alterar el ADN, destruir o fortalecer de forma específica a las células sin afectar las interacciones bioquímicas, deshacer las sustancias tóxicas y hacer que sean eliminadas del cuerpo, acabar con los patógenos que alteran las funciones del cuerpo y aumentar los sistemas de órganos a mayores niveles de rendimiento.

Una energía que es una mezcla de multitud de frecuencias. La energía es un onda electromagnética. Todo campo eléctrico cambia en intensidad de manera cíclica y cada ciclo de onda se repite a intervalos separados por una longitud de onda.  Frecuencia es el número de ciclos que se repiten en un segundo.

 

En las investigaciones sobre medicina cuántica, se ha descubierto, que nuestro organismo emite más de un billón de frecuencias diferentes que corresponden con la frecuencia de trabajo de nuestros órganos y aún partes de ellos.  Cualquier alteración en la función de un órgano o un sistema corporal, conlleva a la alteración de su frecuencia particular. Los sistemas que nos permiten medir y reconocer las frecuencias orgánicas y sus variaciones  pueden situar el origen de la disfunción y ser un método diagnóstico sumamente eficaz e inocuo. Por lo tanto podemos decir que cada individuo emite una radiación peculiar y particular que al igual una huella dactilar, nos permite reconocer y diferenciar a esta persona. Lo mismo sucede con los patógenos; virus, bacteria, parásito, tumor etc. tiene entidad propia, y por lo tanto emite una frecuencia peculiar, que lo hace detectable en cualquier portador humano y por lo tanto posibilita el diagnóstico y tratamiento del problema.

 

Actualmente, las biofrecuencias son una técnica complementaria e integrativa que nos permite hallar en ella una nueva forma de cuidar nuestro cuerpo de manera armoniosa.

Todos los seres emitimos energía, una energía compleja.

contacto@concienciaytecnologia.com

Contrato de compra

Registre su equipo para hacer válida su garantía

Política de cargo a tarjetas de crédito y débito

Políticas de venta

INFORMACIÓN LEGAL

POLÍTICAS DE SERVICIOS

SERVICIO AL CLIENTE

CONTÁCTENOS